Mi bloqueo lector

Sí, tengo un bloqueo lector. Prácticamente desde que empecé a estudiar las oposiciones, ya os lo dije en una carta que escribí hace tiempo. No consigo terminar las novelas, me estanco, no me generan ningún tipo de interés, etc. Claro, es normal perder el interés en una novela cuando lees media página al día (y no todos los días). Lo único que consigo leer son los libros que uso como documentación para escribir entradas para el blog. Pero, para mí, el blog, al igual que las oposiciones, son una responsabilidad. Obviamente me gusta, forman parte de una elección propia, pero me lo tomo como algo muy disciplinado que hay que hacer.

La última vez que me sucedió esto fue en la universidad. No es que no leyera, obviamente, pero las lecturas eran una obligación académica y perdí un poco el hábito de leer por gusto, por afición, por relajación. Ahora siento lo mismo: hace tiempo que no me paso una tarde entera leyendo en el sofá. Y tengo tardes libres, por supuesto, los domingos son sagradísimos y la mayoría de las tardes del sábado son para descansar. Pero no me apetece leer. No me apetece concentrarme en una lectura cuando me he tirado toda la semana estudiando por las mañanas y con una pantalla pegada a la cara en el trabajo por las tardes.

Tampoco me quejo. Sé que es una época, que es a cambio de construir el futuro que deseo, que me ayuda a entrenar mis capacidades de estudio (tengo muchos proyectos académicos por delante, lo que más me gusta en el mundo es estudiar). No me quejo, me gusta mucho lo que estoy construyendo. Pero quería hablaros de este bloqueo lector tan feo, porque es feo. Leer es una maravilla, es una actividad increíblemente enriquecedora, y da mucha rabia cuando no puedes disfrutarlo como te gustaría. Y más si es algo que normalmente haces. Recuerdo los tiempos de cuarentena en los que devoré libros. Fue maravilloso porque hacía años que no tenía tantísimo tiempo para leer y disfrutar de la lectura. Volverán esos tiempos, lo sé (y espero que sin una gripe mundial, claro).

¿Alguna vez habéis tenido un bloqueo lector? Me encantaría leer vuestras experiencias y consejos.

También quiero deciros que voy a inaugurar dos secciones más en el blog. La primera es esta, en la que charlaré con vosotros temas relacionados con la temática del blog pero abriéndome un poco más. Y la segunda es otra sección de cuentos: cuentos perdidos y destruidos. Son cuentos que presento a concursos literarios pero que no han ganado, por eso lo de perdidos. La parte de «destruidos» es porque en muchas bases de concursos te dicen que si tu cuento pierde este será completamente destruido. Me hizo gracia.

Publicado por

Isabel

Madrid, 6 de julio de 1993 - Estudié filología hispánica en la Universidad Complutense de Madrid y tengo la inmensa suerte de dedicarme a ella cuando no tengo que trabajar.

4 comentarios en «Mi bloqueo lector»

  1. Yo creo que todos hemos tenido todo tipo de bloqueos. Yo leo mucho menos de lo que leía, ahora me he propuesto leer poesía …, pero el bloqueo que me preocupa y que a veces me resulta difícil de suerar es el bloqueo para escribir.
    Solo hay que esperar.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo diría que tengo bloqueos de lectura cada quince días, como que me agarra por leer de prisa, me termino un libro en dos dias o tres… y así el siguiente, y de pronto calma. Pero bueno… estoy como tú que quisiera ser más constante, en lugar de tener altibajos. Saludos Isabel, abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s